Follar con mi hermano

Posted by Tiestes on Lunes dic 14, 2009 Under Tiestes

JUGUETESPARADULTOS.com Sex Shop

Los fines de semana mis padres se van a una casita que tenemos en el campo y nos quedamos solos en casa mi hermano y yo. Nos llevamos muy bien pero a el le gusta meterse conmigo y con mi forma de vestir y yo cuando quiere ver deportes le jodo para ver alguna película pero siempre terminamos cediendo los dos, yo le dejo ver su partido mientras preparo una pizza y ponemos una película después y la vemos en el sofá.

Normalmente salgo con mis amigas y llego a casa   a tiempo de preparar la cena, tenemos un acuerdo, el recoge y pone la mesa y yo  hago las comidas. Es un buen acuerdo para mí ya que me gusta cocinar.

Algunas veces nos peleamos, y luchamos en el suelo o en el sofá, el es muy cuidados  y yo me aprovecho, para pellizcarle  o morderle entre risas.

Alguna vez noté que estaba excitándome un poco y paraba con alguna disculpa o me hacía la lastimada, pero entonces el se preocupaba y me llenaba de mimos que aun me ponían mas a  tope y  me retiraba un poco avergonzada.

Comencé a preocuparme ya que en las noches en mi soledad, cada vez mis fantasías con mi hermanito eran mayores, me acariciaba todo e cuerpo y con mis manos hacia que mi coñito se volviera loco pensando en que me follaba, en el salón, en el suelo o que esa noche nos íbamos juntos a la cama.

Decidí buscar en internet, por si lo que me  estaba pasando era anormal o el principio de alguna desviación y vi que el incesto era algo natural y que la penalización de la sociedad era mucho más por razones económicas o sociales que por otras. Me enfrenté a la historia de Cleopatra y sus hermanos; de Nerón con Agripina o de Calígula y  eso me fue tranquilizando sin bien era cierto que se hablaba de miles de años atrás ¿pero que pasaba hoy? Busqué por internet  hasta encontrar puroincesto.com  y leer  vuestros relatos, no me cuestioné si eran reales o imaginarios ya que todo lo que está en nuestra imaginación es susceptible de convertirse mañana en real.

Como os decía antes, los juegos cada vez me excitaban más  y tenía dos posibilidades, retirarme  perdiendo aquellos momentos de felicidad o dejarme ir y que fuera lo  que tuviera que ser.

Esa noche como siempre preparamos algo de cenar y unas chuches para ver la tele, durante la cena mi hermano se mostro muy cortés y galante conmigo, yo adoraba a ese niño, todo en el era sensibilidad. Pensaba que ojalá el hombre que me tocara fuera parecido a él.

Nos sentamos uno pegado al otro y la película era un poco de miedo, yo me acercaba más y el me acariciaba dándome su protección. De repente la película parecía ir cambiando del terror al amor y el sexo con unas escenas de cama muy explicitas, yo, apoyada en mi hermano, noté su excitación, pero no quise dar importancia ya que la película se estaba poniendo como muy  acelerada. De pronto sus manos me acariciaban pero la forma ya no me parecía la misma , ahora no era tan suave, apretaba mis muslos, mis bracos o a mí contra su cuerpo. Su mano se introdujo en caricias por mi cuello hasta mi espalda y me rascaba con sus uñas delicadamente, tanto que  que me sentía muy relajada pero disfrutando de todo ese placer. En la película, la pareja hacía el amor sobre un sofá muy parecido al nuestro, yo me di la vuelta suavemente y mi hermano retiró su mano de mi espalda, continuamos viendo la escena y su mano se posó  ahora sobre mi pecho, no la movió al principio, yo me quedé sin aliento, no me atrevía a respirar, pero quería que continuara, que no se cortara, por lo que discretamente comencé a moverme yo y notaba como mi pezón se iba poniendo firme, el, se hacía el distraído, pero yo iba viendo como su mano se acoplaba mejor cada vez, ahora comenzó a moverla, acariciándome casi en el aire, note que mis braguitas se iban mojando y discretamente traté de ver lo que pasaba en su pantalón, pude ver que tenía una autentica tienda de campaña, eso me envalentonó más, el me estaba deseando, no se si tanto por mi misma como por las escenas que cada vez eran mas fuertes y tensas.

Dudé un instante y como si tratara de acomodarme  mi mano cayó sobre la cima de aquella montaña y pude sentir su fortaleza, de nuevo su mano acariciaba por encima de mi camisa mis pechos, y me lancé a corresponder rozando su polla con la palma de la mía. Ahora su mano se metió en mi escote como antes en mi espalda, el contacto de sus dedos con mis tetas casi provoca mi orgasmo; insistí en mis caricias, su mano busco por debajo de mi sujetador  y llegó a mi pezón, con sus dedos marca mi aureola i de pronto me agarró, ya no podía más, quería saltar, pero no me atrevía a que mis pasos fueran más osados y  simplemente me frenara; como estaba con un pantalón corto comencé metiendo mi mano a sus muslos y los acariciaba, el apretó mi pecho y mi mano ya no dudo  en ir a su polla, casi no podía abarcarla, me pareció enorme y la sensación en mi mano era increíble. El, haciendo casi contorsionismo,  puso su mano en mi coño y con sus dedos buscaba mi rajita que ya estaba completamente mojada. Bajé su pantaloncito  y de su calzoncillo sobresalió aquella maravilla, maravilla que rápidamente comencé a besar, mi hermano estiró sus piernas  y me la tragué todo lo que pude, ya no había forma de parar, se había desencadenado una tempestad de deseo, el se movía en mi boca y yo sentía el deseo de meterla mas  y mas en mi  garganta. Sentí en mi lengua unas gotas de su ardor y esa fue la señal, me senté sobre el y le bese con pasión, de ponto la note allí justo en las puertas de entrada  de mi chochito, dio un golpecito muy suave y se abrió paso en mi interior, no podía moverme o me correría sin más, pero no me dejo reposar, comenzó un bamboleo  cadencioso y cada vez me enterraba mas  su polla. Puse sertir aquel lago de placer que bañaba su polla y  ya nos sobraba todo, ya había terminado la película de la tele y ahora comenzaba de verdad la de nuestra vida.

One Response to “Follar con mi hermano”

  1. maria Says:

    tomastes la mejor opcion, la de follar con tu hermano, te dire que yo llevo viviendo con el mio 6 años, tenemos dos hijos y somos muy felices, el incesto es divino, por eso solo lo practicaban los dioses y los reyes, pero nosotros no somos ni unos ni otros, solo simple mortales que viven el placer mas inmenso de la creacion el placer de ver los ojos de tu hijo o hermano mientras sientes su polla en lo mas profundo de una, y esa mirada no se puede comparar con ninguna otra y esas sensaciones o se pueden comparar con nionguna otra, el incesto es asi, unico.


Leave a Reply